Skip to main content

¡La Gala de los MET tuvo lugar esta semana! Es el evento benéfico anual del Instituto del Traje, la recaudación de fondos que apoya al @metcostumeinstitute. Una gala donde el glamour, la imaginación, la locura, el amor por la moda y el vestido se reúnen para que el resto de los humanos podamos recrear la vista y abrir los ojos de emoción y cuyo dresscode se remite al ‘glamour dorado’ que definió el exceso de la moda norteamericana entre 1870 y 1890. 

 

Fue un periodo de prosperidad, cambio cultural e industrialización, en el que las grandes fortunas y los rascacielos parecieron surgir de la noche a la mañana. De 1870 a 1890, la sociedad newyorkina se enriqueció, apareció la electricidad como invento y junto con los telares de vapor se crearon tejidos maravillosos que se mezclaban entre ellos en una sociedad donde mas es mas. Millones de emigrantes llegaron a estados unidos con ansias de libertad y de dinero recibidos por la estatua de la libertad, las extravagantes fiestas de disfraces organizadas por las anfitrionas más talentosas de la época de la Gilded Age contaban con una moda tan fastuosa como frenética, se inventó el teléfono lo que requirió que muchas mujeres empezasen a trabajar como teleoperadoras lo cual fomentó la incorporación de la mujer al trabajo, se aumentaron los sueldos en comparación a los sueldos europeos y en 1893 se fundó Vogue USA para publicar “el punto de vista de los ciudadanos cultos del mundo”. Este es el contexto en el que se ha realizado la gala.

 

La exposición que ha creado el museo se abre este 7 de mayo y en ella se han recreado varias escenas de la moda estadounidense a través de «fotogramas congelados» cinematográficos producidos en colaboración con directores de cine notables como Sofia Coppola, que cumplen con la temática de la historia o antología del vestuario en América («In America: An Anthology of Fashion”).

 

Esta Gala es la continuación de la gala del 2021 que se hizo más o menos a medias debido a la pandemia y esta vez lo que se ha querido recrear ha sido el siglo de oro americano.

 

En ella hemos visto modelos, actrices, cantantes, personalidades en general que compiten entre ellos a nivel de glamour. Una de las anfitrionas ha sido Blake Lively o Serena (personaje principal de la serie super famosa Gossip Girl). En ella hemos visto todo el glamour el oro ,los colores del Empaire State, el óxido azulado y un homenaje al nueva York de esa época. Su maquillador Kristofer Buckle dijo  que su maquillaje “estaba inspirado en los cálidos tonos metálicos y cobres, comenzando con un contorno bronceado en la piel. En los ojos, una combinación de marrones mate para dar profundidad a la mirada, y tonos oro rosa metálico y cobre para jugar con su vestido de Versace. “Trabajé sus labios con un tono de terracota suave para traer un poco de luminosidad al conjunto del maquillaje”. Su melena larga con ondas sutiles y con trenzado para sujetar la corona, dieron el toque final a su look.

 

Es verdad que los maquillajes dorados y las melenas exhuberantes  fueron comunes en la gala, como la de  Chiara Ferragni o Dua Lipa en la que también para rebajar la exuberancia de su vestido el look beauty de la cantante pasaba por un maquillaje muy sencillo en el que su piel brillaba por un maravilloso trabajo del iluminador y los ojos destacaban con un sutil sombreado en gris. Naomi Cambell se decantó por los brillantes en el rostro dando muestras de la opulencia de la época y Emma Chamberlain siguiendo  el tema ‘gilded’ (dorado), llevó una melena Bob rubio platino, con un labial coral lleno de brillos dorados, su piel glow y, por supuesto, un potentísimo sombreado bimetal que la convertían en la chica dorada de la gala.. El truco de combinar sombras de ojos doradas con otras de cobre para dar luz y calidez a su mirada se convertirá, sin duda, en uno de los maquillajes de la estación.

También tenemos que hablar de los moños gigantescos y elegantes como el de Sara Jessica Parker o el estructural moño de Vanessa Hudgens que fue, literalmente, la guinda de su look. Aplaudida por ser una de las invitadas que ha cumplido a rajatabla con el dress code de la Met Gala de 2022. Por otro lado los linners gráficos siguen en la onda como el de Isabel Boemeke o el de Kendal Jener, y no podemos dejar de lado las maravillosas manicuras como la de Cynthia Erivo y los rubios platinos que vuelven con fuerza en el cabello.

 

 

 

 

El efecto cara casi lavada de la modelo Irina Shayk va que ni al pelo con las tendencias de 2022 de cara lavada y bienestar de las personas sin dejar de lado la creatividad del maquillaje, pero priorizando el cuidado de la piel por encima del colorido. De hecho, sabemos que el res

ultado de la piel luminosa que ha lucido la actriz sin casi rastro de maquillaje ha sido realizado por Mimi Luzon.

Un año más nos hemos divertido y nos hemos hecho eco de maravillosos maquillajes y peinados que nos demuestran que queremos salir,divertirnos y vivir a tope.

 

× Escríbenos un Whatsapp