Cuando empiezo a escribir sobre este tema que hemos planteado en la escuela como título del blog, me pregunto cuántos/as profesionales de este maravilloso sector se hacen la misma pregunta. Y  es que, cuando yo empecé a formarme y a entender que maquillar y peinar podía ser mi profesión, me enfrenté a todo un mundo de incrédulos que pensaron que nunca llegaría a nada.

Me empeñé con gran determinación en demostrar al mundo, que el maquillaje y la peluquería te permite ser importante sin tener que dar la cara, puedes estar como digo yo, en el backstage o entre bambalinas, sin embargo no hay producción, película o espectáculo que pueda prescindir de un equipo de maquillaje y peluquería.

Trabajar como MUAH, te proporciona infinidad  de aventuras y privilegios  que quizá en otros trabajos no puedes conseguir, como por ejemplo cuando trabajas en editoriales de moda y de repente a la revista se le ocurre hacer un shooting en el desierto, y sin quererlo ni beberlo, te ves encima de un camello intentando no volcar tu maletín de maquillaje, o viajar a sitios tropicales porque una firma quiere hacer su campaña de baño en el caribe  al amparo de un velero del siglo XVIII o rodar un documental sobre un maravilloso director de cine ya fallecido (como creo que voy a tener que hacer yo en breve) y conocer a otros directores y celebrities que van a participar en el documental porque los tienes que maquillar, o entrar en la casa de George Clooney en el Lago de Como en Italia mientras él está rodando una película en otro sitio o  llegar a países que ni siquiera hubieras soñado en ir, o conocer sociedades que no tienen nada que ver con la tuya.

Esta profesión también te permite conocer personas maravillosas, muchas de ellas con un bagaje cultural tan inmenso que hace mucho más rica tu vida y tus conocimientos; grandes fotógrafos, directores de arte, modelos, productores, son las personas de las que me rodeo día a día, mi equipo el que lo hace todo posible, desde lo más simple hasta lo más difícil.

Los equipos con los que trabajas durante  toda tu vida ,son equipos de profesionales con los que vas a compartir además de muchos momentos de stress, de convivencia compañerismo y de trabajo, un montón de información tanto personal como profesional, por eso, cuando nos formamos en esta profesión, no sólo podemos tener en cuenta la técnica y ya está. Un buen profesional no sólo es un maquillador/peluquero, sino que tiene que tener la capacidad de poder relacionarse con el equipo y entender o tener la empatía suficiente para compartir su idea sobre el trabajo. Por ejemplo, para algunas celebrities tener el maquillador de su confianza es tan importante como tener el vestido o los fotógrafos perfectos. Estos juegan  un papel esencial, a veces el maquillador adecuado puede ser clave a la hora de hacer funcionar un shooting o proyecto.

Además, así como hay un dicho que dice que ”los ojos son el espejo del alma” nosotros /as debemos mantener una imagen en el trabajo, nuestra imagen es el espejo de nuestra profesión, transmite gran parte de lo que pensamos, sentimos, nuestro gusto estético y por ende, un reflejo de nuestro trabajo. No sólo necesitas eso para poder tratar con los equipos, clientes, poder viajar, y poder enfrentarte a todas las maravillas que se derivan de este trabajo. Una actitud, una forma de estar y de comportarte, cuando saber hablar, dónde está tu límite en un trabajo, como ayudar dentro del equipo y en pocas palabras, necesitas mucho más que sólo conocimiento técnico.

Si trabajas en moda, es necesario saber historia de la moda, hacer un seguimiento de pasarelas y tendencias, porque luego tienes que ser capaz de ver las influencias, tanto en retrospectiva como nuevas . Tienes que tener cultura de la moda y lo que es más importante, cultura en general  y un nivel alto de investigación. Hay que plantearse también aprender inglés, estamos en un momento en el  que no saber un idioma es complicado para trabajar con equipos internacionales.

¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que no basta sólo con ser maquillador/a o peluquero/a, por eso en nuestro curso PRO así como el Master Expert te enseñamos como llegar a ser un PRO! Un gran profesional además debe prepararse a nivel tecnológico y tejer a su alrededor una red profesional de contactos para poder trabajar.  Actualmente las redes sociales y la comunicación a la hora de crear tu marca o de venderte son tan importantes como la técnica.

Formar a un profesional es una tarea maravillosa porque ves su evolución, pero perfeccionar a alguien que ya tiene una base y convertirlo en alguien competente, de nivel, con una participación alta en redes y comunicación, es un reto.

Let’s makeup cree en la renovación y en el constante aprendizaje. Tal como están los tiempos cuanto más completo es un maquillador/peluquero, mejor. Por eso en nuestro curso Pro o Master Expert, intentamos cubrir todas las facetas que se esperan de un profesional para que ninguna carencia le haga temblar.

× Whatsapp