Skip to main content

Desde hace un tiempo, y sobre todo con la pandemia, el maquillaje se ha convertido en un instrumento para expresarnos, experimentar y sentirnos mejor con nosotrxs mismxs. Nuestro curso Master Expert y Técnic lo consiguen.

Cuando somos pequeñxs el maquillaje simplemente parece un juego, nos ayuda a disfrazarnos y a transformarnos para soñar con personajes imaginarios y a ser mayores en un minuto. Sin embargo, según vamos creciendo el maquillaje se convierte en una forma de reivindicar nuestra personalidad. Necesitamos como adolescentes mostrarnos cómo somos, gritar y determinar en lo que nos estamos convirtiendo. Por eso el maquillaje nos identifica, ayuda a integrarnos en grupos y a sentirnos especiales. Dicho esto, hay un momento en el que las cosas cambian y llegamos a la madurez con una personalidad elaborada, y más o menos sabiendo lo que queremos y lo que no, pero lo que sí que sabemos es que el maquillaje es sólo por nosotrxs  y para nosotrxs. Especialmente ahora que tras mucha lucha el maquillaje se ha convertido en un símbolo de lucha feminista y ha dejado su contradicción de antaño. 

 

Ya no es sólo un medio para estar sexy o guapa y atraer al sexo opuesto como en los años 50, sino que nos da poder, un poder personal y de amor propio.

Por ejemplo cuando hace dos años empezó esta pandemia por culpa del coronavirus y nuestra vida, sentimientos y estados de ánimo cambiaron en un plís, el maquillaje cobró un carácter psicológico. De repente jugar con los colores en los labios para estar en casa o maquillarnos para teletrabajar hacía que ese día fuera más especial o que no fuese tan pesado el paso del tiempo.

Y es que el maquillaje se ha convertido en una forma de expresión, cada día nos levantamos y nos maquillamos un poquito los ojos, un poco de colorete, unos pequeños toques  y de repente tu cara es otra y tu forma de enfrentarte al mundo también pues de cara a los demás es tu fuerza, sólo tienes que dejar que tu imaginación  vuele y tu creatividad salga.

De hecho en esta época que vivimos también está ocurriendo lo contrario, y es que sólo se utiliza el maquillaje cuando uno quiere, no sólo para salir, cada vez más la gente quiere rostros más naturales y que no utilizan el maquillaje para tapar imperfecciones sino para expresar nuestra creatividad, nos encanta ver maquillajes donde las pecas, el acné o el vello se muestran con unos maquillajes de ojos alucinantes con toda la naturalidad del mundo, por que forman parte de nosotrxs, somos nosotrxs, así surgió el “skin positivity”. Sobre todo en la pandemia, cuando todo giró de otra forma y el maquillaje pasó a un segundo plano.

 

En Let´s makeup queremos que el maquillaje sea para experimentar, probar y sentir lo que nos gusta y lo que no, descubrir nuevas posiblilidades y por ende a nosotras mismas. Tener la oportunidad de desarrollar tu personalidad, de poder realizarte, de encontrar tu rumbo o simplemente poder realizar el sueño de ser maquilladora para maquillar o maquillarte y poder sentir a través de tu piel lo que quieres mostrar al mundo, es lo que te ofrecemos con nuestro Master Expert, un curso de once meses en el que empiezas de cero y acabas siendo una profesional, o nuestro curso Técnic de cinco meses en el que también empiezas de cero y acabas dominando el maquillaje de Beauty. Estos no sólo son sólo cursos, representan ilusión, proyectos, emoción, nuevos compañeros y un sinfín de motivaciones que hacen de ellos grandes rampas de lanzamiento a una mejor actitud ante la vida y a un empoderamiento en personas que siempre han querido pero nunca era el momento o no tenían la fuerza suficiente o estaban discriminados por género.

El maquillaje ahora ya no distingue hombres ni mujeres, nos da posibilidades a todos, tanto profesionales como de corazón y pensamiento. Ayuda a crear personalidades, rompe tabúes y nos hace mucho más libres.

× Escríbenos un Whatsapp