París ha clausurado el primer mes de la moda 100% digital. El front row se ha instalado en el sofá, en la sala de espera del médico, en la cama o en el coche. ¡Nunca hemos podido ver los tejidos ni los maquillajes tan cerca como ahora, está claro que no es lo mismo que vivirlo, pero para nosotros, los amantes de la moda que no tenemos la posibilidad de estar en París, es una maravilla!, estoy emocionadísima!

¿Por qué digital? Porque las cosas han cambiado. Desde que empezó la pandemia hay un antes y un después en todo, igual que para mí hubo un antes y un después de internet o un antes y un después de Matrix en el cine.

Todos o casi todos los diseñadores han decidido gastar las fortunas que invierten en los desfiles en macroproducciones maravillosas de desfiles “on line” o “desfilmes” como se les  llama ahora, o en su defecto, como Dior alta costura, en un maravilloso fashión film. Digo casi todos porque hay algunos que si han optado por desfile presencial como Nicolás di Felice  que ha debutado en Courrèges. Su colección para el otoño-invierno 2021 ha respetado la estética retrofuturista de los 60 con una dosis alta de sensualidad en conjuntos monocolor en blanco, rojo y negro con maxipendientes de logo, o  la marca Chloé, con la presentación de la primera colección de Gabriela Hearst como directora creativa que  ha encontrado en la temporada Autumn-Winter 2021 su puerta de bienvenida y que se caracteriza por haber interpretado la feminidad desde el prisma del presente. Su debut ha estado repleto de la natural feminidad que define a la marca y ha apostado por el universo sostenible de lleno, demostrando que no es solo una tendencia, sino una necesidad dispuesta a formar parte de cada colección. Los jóvenes diseñadores de Coperni, Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant, han sido los únicos en despertar la excitación que genera un desfile presencial. Optaron por un drive-in desfile en Bercy, un espacio con 20.000 asientos al que solo acudieron 60 personas. El casting desfiló entre los coches enfocados por los faros a ritmo de música tecno. Los asistentes vieron desde sus sillas a modelos en carne y hueso con estilismos finales de los 90 en una gran fiesta con restricciones.

A la vez esa tendencia festiva se regula en un ambiente intimista bajo la visión de Virginie Viard en el club privado Castel. Las modelos recrearon una noche de chicas, cambiándose de ropa, peinándose y maquillándose ellas mismas para salir una noche. En Chanel, el estilo nocturno se mezcló con el alpino: lentejuelas y transparencias con botas postesquí pisan al ritmo de la mesa de mezclas de Michel Gaubert. Encargado por primera vez de marcar el ritmo de los pasajeros del vuelo de Balmain.

El viaje invernal más apetecible ha sido el de Miu Miu, al encuentro colectivo. En la fantasía alpina se podían reconocer copos de realidad: los pasamontañas con una pieza de mascarilla. Esta colección ha recogido todo lo que llenará las páginas de tendencias del próximo invierno: pasamontañas, prendas interior-exterior, botas de pelo, accesorios de ganchillo, prendas acolchadas y abrigos de doble faz.

La creatividad de Anderson no se acaba con la pasarela. Continúa con su estrategia de presentación mediante formato impreso. En esta ocasión se ha colado en las rotativas y ha impreso un periódico con el titular “Se cancela el desfile de Loewe, que adjuntó como suplemento en ‘Le Figaro’, ‘Le Monde’, ‘El Mundo’, ‘The Times’, ‘The New York Times’ y ‘Asahi Shimbun’. Una vez más ha demostrado su dominio para contar historias, para crear historias atractivas y prendas vanguardistas nutridas de artesanía. Capturar la atención y ser memorables en las saturadas redes sociales sin la viralidad de miles de asistentes publicando a la vez un desfile se han convertido en grandes retos. 

Podríamos seguir hablando toda la semana, pero casi es mejor que os veáis todos los desfilmes, fashion films, interpretaciones, sesiones fotográficas… Cada firma ha adaptado el lenguaje conforme el confinamiento ha avanzado aunque no siempre nuestras expectativas del recuerdo de un desfile presencial han sido saciadas. Esta Semana de la Moda puede leerse entre la negación de la realidad y el optimismo por un futuro próximo en el que sea posible salir a bailar, reunirnos, viajar. ¡Os recomiendo estos videos:Chloé, Chanel, Dior, Coperni y todos los que podáis! ¡A divertirse!

 

Imágenes sacadas de Vogue y Harpersbazar

 

× Whatsapp